La FIFA y sus caprichos


Un capricho es algo que tiene que ser un modo determinado.. porque sí; no hay fundamentos racionales ni objetivos puntuales para los cuales tenga sentido hacer las cosas de esa manera.

La FIFA no permite el uso de tecnología durante los partidos. Es un debate que lleva años y pareciera que en su resolución se juega cierta pureza, como si la inclusión tecnológica atentara contra la humanidad del juego. La idea de fondo aparenta ser que la tecnología es algo artificial que viene a interferir. En realidad, nada más lejano a lo artificial que la tecnología. Las prácticas cotidianas, desde las más complejas a las más primitivas, están atravesadas por dispositivos pensados, diseñados y fabricados por personas.

Los octavos de final de este mundial trajeron dos jugadas claves en el mismo día, lo que seguramente abrirá un nuevo debate. Quizá con más fuerza y, quizás, con una toma efectiva de decisiones. El gol no cobrado a Inglaterra, donde la pelota pica detrás de la línea de fondo y el offside en el primer gol argentino, son un papelón suficiente. ¿Qué argumento puede sostener el status quo?

Es simple casualidad que un mismo día contenga dos jugadas tan polémicas. La FIFA tiene la oportunidad de tomarlo y hacer de lo casual una causa suficiente para enfocarse en lo único importante: el juego.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s