Palabras propias en bocas ajenas


No, no es que otros hablen por uno. Ni uno hablando por otros.

Es la recurrente experiencia de leer trabajos universitarios. Académicos en su concepción y vaciós en la ejecución.

He “corregido” (no me gusta el término, pero todavía no encuentro uno mejor) una cantidad de trabajos en lol últimos tiempos. La mayoría referidos a temáticas de comunicación. Pero también de otros tópicos. Una gran diversidad presente en los títulos, y una mayor unidad en las modalidades: unos plagian, otros no dicen nada.

En el primer caso se expresa la concepción de la web como fuente de contenidos. Perdiendo la posibilidad de que se aproveche como insumo informativo, lo cual suena parecido pero es bien distinto. Ctrl + C, Ctrl + V es la norma.

En el segundo caso entran aquellos que no dicen nada. Un discurso vacío que navega por lugares comunes, siempre en el terreno de lo inauténtico, donde se aborda lo que “se dice” del fenómeno, pero nunca se arriesga un “yo digo”. Nadie enuncia. Lo único presente es el ritmo y contenido de elementos que, mas o menos, “quedan bien”.

Las propias palabras existen, de este modo, en bocas ajenas. Lo cual, obviamente, no tiene sentido.

¿Qué distingue estos casos de una estación repetidora? que la estación no se indigna cuando se la define como tal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s