“Hay que vivir con la disponibilidad de un condenado a muerte”


Alfredo Casero en Clarín:

La revolución tiene que ser constante; mejor dicho, para que no suene ricotero, la forma en la que hay que plantear en la vida los cambios tiene que ser de base, cambios claros y radicales, así sean pequeños o grandes. De lo contrario me aburro.

Lo temerario es la vida. Es perderle miedo a los cambios, no frustrarse cuando algo anda mal, porque forma parte del experimento. Por eso patino y voy para otro lado. Estoy buscando. Manejo un montón de yeites que sé dónde caigo parado. El error es el pensamiento, porque te encasilla y te cierra. Yo cada vez improviso menos, sólo en el vivir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s