Generación M


Mi generación quiere romper con ustedes.

A diario, veo una brecha cada vez mayor en la forma en que ustedes y nosotros entendemos el mundo – y lo que queremos de él. Creo que tenemos diferencias irreconciliables.

Ustedes quieren negocios grandes, gordos, hedonistas. Nosotros los queremos pequeños, responsables, sensibles y que el comercio sea micro-escala .

Ustedes convirtieron a la política en una mala palabra. Nosotros queremos una democracia auténtica y profunda, en todo lugar.

Ustedes idolatraron el fundamentalismo financiero. Nosotros queremos una economía que tenga sentido para la gente, no solamente bancos enriqueciéndose.

Ustedes querían crear valor sólo para los accionistas, construido por los CEOs de tipo duro y controladores. Nosotros queremos valor real, construido por (y para) la gente con carácter, dignidad y coraje.

Ustedes querían una mano invisible que se transformara en una mano digital. Los mercados de hoy son aquellos en los que la mayoría de las transacciones se realizan en forma literalmente robotizada. Nosotros queremos apretones de manos visibles: para confiar y que confíen en nosotros.

Ustedes desearon crecer lo más rápido posible. Nosotros queremos frenar el crecimiento, de manera de hacerlo cada vez mejor.

A ustedes nos les importaba un comino las comunidades a las que se dirigían o que la vida se degradara. Nosotros queremos que la marea eleve a todos los botes que están sobre el mar.

Ustedes querían una vida ostentosa: McMansioness, McHummers, and McFood. Nosotros queremos una vida humanizada.

Ustedes deseaban la expansión de los barrios cerrados anti-comunitarios. Nosotros queremos una sociedad asentada en una autentica comunidad abierta.

Usted deseaban más dinero, crédito, y apalancamiento, para consumir desaforada y vorazmente. Nosotros queremos ser grandes en hacer las cosas que importan.

Ustedes sacrificaron el sentido por el materialismo: se agotaron las mismas cosas que nos hicieron grandes y transformaron en baratijas triviales, porquerías inservibles, y gadgets insustanciales. Nosotros no estamos en venta: estamos aprendiendo para recuperar y aprender una vez más a hacer aquello que tiene significado.

Hay una falla tectónica en el actual horizonte social, político y económico. Odio las etiquetas pero para fijar ideas emplearé una imperfecta: La Generación “M”

Más en Humanismo y Conectividad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s